Campus Virtual

Terapias de tercera generación: El poder sanador de la compasión, la aceptación y el compromiso

Artículo de
Tiempo de lectura: 7 minutos

 

Las terapias de tercera generación surgieron a finales del siglo XX y principios del XXI como una alternativa a las terapias de primera generación (centradas principalmente en la conducta) y a las terapias de segunda generación (centradas en la cognición.)

Entre las terapias de tercera generación destacan: la terapia de compasión (CFT), la terapia de aceptación y compromiso (ACT), la terapia cognitiva basada en el mindfulness (MBCT) y la terapia dialéctica conductual (DBT). En este artículo vamos a centrarnos en las dos primeras:

h

Principios comunes de las terapias contextuales

Las terapias de tercera generación tienen en común varias características como el énfasis en ayudar a las personas a que entablen una relación más comprensiva y compasiva con sus propias emociones, conductas, pensamientos, ideas y experiencias, enfocándose en el proceso de cambio más que en el contenido de los mismos. 

 

<grafico-principios-comunes-terapias-de-tercera-generacion>

 

Algunos de sus principios son:

  • Aceptación: aceptar el sufrimiento sin intentar controlarlo o evitarlo, ya que es parte de la vida.
  • Compasión: tener compasión con los demás, pero también con uno mismo.
  • Mindfulness: vivir el presente.
  • Flexibilidad: capacidad de adaptarse a distintos contextos o situaciones sin perder el norte, lo que se conoce como flexibilidad psicológica.
  • Compromiso: comprometerse con los valores personales, para encontrarle sentido y propósito a la vida.

 

La terapia de compasión (Compassion-Focused Therapy, CFT)

Es una psicoterapia creada por el psicólogo Paul Gilbert en el año 2000 para tratar a pacientes con altos niveles de autocrítica, culpa, autoestima baja, crítica interna severa y/o vergüenza crónica, debido a que estos aspectos son el principio de muchos trastornos psicológicos. 

El objetivo es facilitar a los pacientes que cambien la manera como se relacionan con sus experiencias y sentimientos a través de la práctica de la compasión.

La base de la CFT es el desarrollo de la compasión hacia uno mismo y hacia los demás, para comprender con sensibilidad el dolor propio y ajeno, y aliviar el sufrimiento. 

<grafico-fundamentos-cft>

La CFT considera que todas las personas tenemos tres sistemas emocionales que controlan nuestro comportamiento: de amenaza (rojo), de impulso (azul) y de calma (verde). Estos sistemas se activan dependiendo de la situación o necesidad que tiene cada persona, pero pueden desequilibrarse. 

Generalmente, el sufrimiento se produce cuando el sistema de calma está menos activado que el resto de los sistemas. Sin embargo, con la terapia de compasión se puede restablecer el equilibrio entre estos sistemas y generar sentimientos como la alegría, el amor, la esperanza y la gratitud.

 

<grafico-sistemas-emocionales-comportamiento>

Comparativa de dos sistemas emocionales. En la imagen de la derecha se aprecia que el sistema de calma es muy inferior al resto de sistemas, creando un desequilibrio.

Fases del tratamiento con la terapia de compasión

  1. Relación terapéutica: el objetivo es crear un entorno seguro para que el paciente pueda avanzar con el proceso terapéutico.
  2. Comprensión compasiva: en ella el terapeuta ayuda al paciente a ver sus emociones, sentimientos y eventos importantes de su vida, pero con un enfoque compasivo, para tratar de eliminar la culpa o ira.
  3. Mindfulness: consiste en ayudar al paciente a fomentar una atención plena y a que se relacione con sus ideas, emociones, pensamientos y experiencias sin juzgarlos. Se trabaja en la comprensión y aceptación.
  4. Prácticas de compasión: la idea es impulsar a los pacientes a que elaboren un diálogo interno amable y compasivo, disminuyendo su voz crítica.

h

¿Cuándo es útil la terapia de la compasión?

La terapia de compasión ha demostrado eficacia para tratar ansiedad, depresión, trastornos de la alimentación y adiciones. Además, la evidencia científica respalda su eficacia para mejorar la autoestima, la confianza, la satisfacción con la vida y la resiliencia.

 


El objetivo de la terapia de la compasión es que el paciente se trate a sí mismo de manera más amable y respetuosa.


 

La CFT ayuda a las personas a trabajar la compasión mediante ejercicios o actividades que les permiten enfocarse en cosas que disfruten. Las técnicas usadas tienen el objetivo de que los pacientes se alejen de pensamientos negativos y se traten a sí mismos de manera más amable y respetuosa, para que puedan hacer frente a las experiencias difíciles y mejorar la forma en que se relacionan con ellos y con los demás.

 

<mujer-abrazandose-a-si-misma-como-ejercicio-de-autocompasion>

La terapia de aceptación y compromiso (Acceptance and Commitment Therapy, ACT)

La ACT es una forma de psicoterapia que busca ayudar a los pacientes a comprometerse con sus acciones para que puedan vivir en base a sus principios y puedan aceptar sus emociones y pensamientos difíciles sin juzgarlos. Es una terapia que en la actualidad cuenta con gran aval científico y se puede aplicar a diversos problemas como el estrés, las adicciones, ansiedad o depresión.

<grafico-fundamentos-act>

Los fundamentos de la Terapia de Aceptación y Compromiso son:

  • Evitación experiencial: contribuye a la permanencia del sufrimiento y los trastornos.
  • Valores personales: guían la acción, sanación, liberación y realización personal.

h

Premisas de la ACT

Los principios de la terapia de aceptación y compromiso, según Steven C. Hayes, Kirk D. Strosahl y Kelly G. Wilson, son:

  1. El problema del paciente no consiste en que tenga pensamientos o sentimientos negativos, sino en la forma como reacciona ante ellos.
  2. No es realista creer que no debemos sufrir o que necesitamos estar bien para poder vivir.
  3. La salud psicológica se entiende como el desarrollo y mantenimiento de patrones de comportamiento valiosos en diversas áreas importantes de la vida de la persona.
  4. Los pacientes pueden buscar resolver sus problemas con un enfoque ineficaz e improductivo que requiere un cambio.
  5. Los problemas psicológicos no se derivan de la presencia de ciertos contenidos psicológicos perturbadores, sino del papel predominante que estos adquieren al controlar el comportamiento y dirigir las elecciones de la persona, relegando a un segundo plano sus valores fundamentales.
  6. La ACT reconoce el papel del terapeuta y el proceso terapéutico, que no difiere demasiado del proceso del paciente. Se hace hincapié en el contexto terapéutico, donde el terapeuta no se presenta como un experto que lo sabe todo, sino como alguien que acompaña, ayuda y cuida al paciente en su camino personal hacia la realización de su vida.

 


No es realista creer que no debemos sufrir o que necesitamos estar bien para poder vivir.


 

Recursos clínicos más utilizados en la ACT

  • Mindfulness: la atención plena es una parte central de la terapia de aceptación y compromiso.
  • Metáforas y ejercicios experienciales: se utilizan para ilustrar conceptos clave de ACT de una manera más vivencial y comprensible
  • Defusión cognitiva: se refiere a cambiar la relación con los pensamientos y verlos como eventos mentales más que como realidades objetivas.
  • Exposición y desensibilización: se utiliza para ayudar a los pacientes a enfrentar y tolerar el malestar emocional asociado con situaciones o estímulos temidos.
  • Valores y compromiso: se ayuda al paciente a identificar y clarificar sus valores personales, es decir, los aspectos fundamentales y significativos que guían sus elecciones y acciones.
  • Acción comprometida: se alienta al paciente a tomar acciones significativas, alineadas con sus valores y metas, incluso si eso implica enfrentar dificultades o malestar.

h

En resumen, las terapias de tercera generación ayudan a los pacientes que sufren por distintos problemas o trastornos psicológicos por medio de la aceptación, el compromiso y la compasión.  Y tú, como psicólogo, ¿cómo ha sido tu experiencia en consulta con estas terapias? ¿Crees que son eficaces?

 

Bibliografía

¿Qué son las terapias de tercera generación y en qué consiste su eficacia? Ángela Moreno Pérez. https://www.saludterapia.com/articulos/a/3262-terapias-tercera-generacion-eficacia.html

Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) Un tratamiento conductual orientado a valores. Kelly G. Wilson, M. Carmen Luciano Soriano. Ediciones Pirámide (Grupo Anaya). Col. Psicología. Madrid, 2002.

Terapia de aceptación y compromiso: proceso y práctica del cambio consciente (Mindfulness). Steven C. Hayes, Kirk D. Strosahl y Kelly G. Wilson. Descleé de Brouwer. Col. Biblioteca de Psicología. Bilbao, 2014.

Terapia centrada en la compasión: ¿qué es y cómo funciona? Blog de la Universidad Europea. https://universidadeuropea.com/blog/terapia-centrada-compasion/

Revisado y aprobado por Raimon Gaja, psicólogo clínico, fundador y director de iRG.
Escrito por Yariángela Monzón

Artículos relacionados

El Día Mundial del Párkinson, celebrado hoy 11 de abril, es una fecha crucial para concienciar sobre esta enfermedad neurodegenerativa que afecta a 10 millones de personas en(...)

De acuerdo con la OMS, la sexualidad es “un aspecto central del ser humano que está presente a lo largo de la vida. Abarca el(...)

Fermín Carrillo, director de Relaciones Internacionales del instituto Raimon Gaja, ha viajado durante el mes de marzo a México. Durante su gira, Carrillo ha estrechado(...)

Destaca Profesionalmente con iRG

Descubre nuestra Formación Especializada en Psicología Clínica
Máster Universitario Oficial en Psicología Clínica y de la Salud

5 fortalezas de iRG para tu desarrollo profesional

Máster Universitario Oficial en Psicología Clínica y de la Salud