Cómo la neuropsicología contribuye a la comprensión de los trastornos del aprendizaje en niños

Artículo de
Tiempo de lectura: 10 minutos

 

Las alteraciones en la adquisición de habilidades de lectoescritura, matemáticas y razonamiento en la infancia son más comunes de lo que se cree. A nivel global se estima que un 5-10% de los niños sufren algún tipo de trastorno del aprendizaje, principalmente dislexia, con un 80 % del total, seguida por la discalculia, presente en un 3-6% de los estudiantes.

Estos datos muestran la importancia de detectar y asistir de forma apropiada a la población infantil con trastornos del aprendizaje escolar y de adecuar el sistema educativo a sus necesidades y capacidades. En esta tarea, la neuropsicología es fundamental, porque ayuda a precisar cualquier alteración en el proceso de aprendizaje y a proporcionar valiosa información sobre las causas, el diagnóstico y el tratamiento a seguir.

Trastornos del aprendizaje

Los trastornos del aprendizaje son dificultades que presentan los niños en el momento de aprender a escribir, leer, razonar o hacer operaciones matemáticas, es decir, alteraciones en las funciones cognitivas. Suelen ser cada vez más frecuentes y detectarse en la etapa de escolarización.

Muchos niños pueden presentar dificultad en una o más áreas del aprendizaje: atención, memoria, percepción, lenguaje o interacción social, aun cuando su inteligencia y motivación no presentan ningún problema.

Estos trastornos pueden tener un origen genético, neurológico, psicológico o ambiental y se presentan como la diferencia entre el potencial intelectual y el desempeño escolar del niño. 

De acuerdo con la última versión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, el DSM-5, publicado en 2013 y utilizado de forma usual en psicología, los trastornos del aprendizaje se clasifican en tres tipos principales, según el área específica que se ve afectada:

  • Trastorno específico del aprendizaje con dificultad en la lectura: también se conoce como dislexia. Se refiere a las dificultades para leer con soltura y exactitud, comprender lo que se lee y deletrear de forma acertada. 
  • Trastorno específico del aprendizaje con dificultad en la expresión escrita: también recibe el nombre de disgrafía. Se caracteriza por problemas para estructurar y enunciar las ideas de forma escrita, hacer uso de la gramática y puntuación apropiada, escribir con precisión y cohesión y conservar una caligrafía legible. 
  • Trastorno específico del aprendizaje con dificultad en las matemáticas: también se conoce como discalculia. Se caracteriza por problemas para entender y utilizar los conceptos y las operaciones matemáticas, memorizar los procedimientos y las fórmulas, efectuar cuentas con precisión y prontitud, y solucionar problemas numéricos. 

Cada uno de estos tres tipos tiene sus propios principios y diagnósticos y demanda una evaluación individualizada por parte de los profesionales especializados. 

 


Lo más importante es que los trastornos del aprendizaje sean diagnosticados y atendidos de forma oportuna, y que se brinde el apoyo y la orientación necesarios a los niños que los padecen para que puedan desarrollar sus capacidades y potencialidades.


 

¿Cómo contribuye la neuropsicología a la comprensión de los trastornos del aprendizaje en niños?

Durante los últimos años se ha incrementado el interés por los aportes de la neuropsicología al área educativa.

La neuropsicología infantil es la ciencia que estudia las relaciones entre el cerebro y el comportamiento en niños y adolescentes, especialmente en las funciones cognitivas, como la memoria, el lenguaje, la atención y el razonamiento.

Por ello, puede aportar conocimientos sobre la identificación de las funciones cognitivas relacionadas con el aprendizaje que están alteradas, y comprender las causas, el diagnóstico y el tratamiento de estos trastornos para un mejor desempeño académico, por medio de la evaluación neuropsicológica y de la aplicación de pruebas que permiten entender el aspecto cognitivo de cada niño, así como sus fortalezas y debilidades.

Estos conocimientos permiten además diseñar programas de intervención educativa individualizada. Dichos programas se basan en el diagnóstico diferencial de las dificultades específicas de cada niño y brindan estrategias que favorecen su aprendizaje y bienestar.

 

Los programas pueden incluir actividades de:

 

¿Cómo se realiza la evaluación neuropsicológica?

La evaluación neuropsicológica es un proceso que consiste en aplicar una serie de pruebas y cuestionarios para identificar, medir y comprender las funciones cognitivas, emocionales y conductuales del niño.

El objetivo es identificar las posibles alteraciones o déficits causadas por anomalías en la estructura o función cerebral del niño y que puedan afectar a su desempeño escolar, así como a sus fortalezas y recursos.

La evaluación neuropsicológica en niños con trastornos del aprendizaje tiene como propósitos:

  • Determinar las zonas de fortaleza y debilidad intelectual que alteran el rendimiento académico del niño.
  • Constituir un diagnóstico diferencial entre los diferentes tipos de trastornos del aprendizaje: dislexia, disgrafía o discalculia.
  • Conducir la intervención educativa ideal para cada niño, de acuerdo a sus necesidades particulares y su entorno.
  • Valorar la mejoría y el efecto de la intervención en el transcurso del tiempo.

 

Instrumentos para la evaluación neuropsicológica

Para realizar una evaluación neuropsicológica en niños con trastornos del aprendizaje se requieren numerosas fuentes de información, como cuestionarios, entrevistas, observación de la conducta y pruebas estandarizadas, entre otras. Entre los instrumentos que se pueden usar se encuentran:

  • La Batería Neuropsicológica para la Evaluación de los Trastornos del Aprendizaje (BANETA): es un instrumento que consta de 12 pruebas, orientado a la evaluación de los trastornos del aprendizaje. Las pruebas miden la atención, la memoria, el lenguaje, las habilidades visoespaciales y las funciones ejecutivas.
  • La Batería Psicoeducativa de Woodcock-Muñoz: es una prueba estandarizada que evalúa las habilidades cognitivas y académicas del niño, así como sus habilidades perceptivas, del lenguaje, de memoria y de razonamiento, y permite cotejar los resultados con normas nacionales e internacionales.
  • La Figura Compleja De Rey: es una prueba que evalúa la capacidad visoespacial, la memoria visual y la planificación del niño, así como su atención y organización perceptiva.

Existen muchos instrumentos que se pueden utilizar para la evaluación neuropsicológica, capaces además de adaptarse a las necesidades y características de cada niño. 

Es fundamental realizar una evaluación integral y personalizada que ayude a determinar un perfil neuropsicológico del niño, útil para encaminar la intervención educativa más idónea, de acuerdo a sus necesidades particulares.

 


La neuropsicología puede ayudar a identificar, evaluar y dar tratamiento a los trastornos del aprendizaje, mediante el uso de pruebas que miden las funciones cerebrales implicadas en el proceso de aprendizaje.


 

La neuropsicología puede ayudar a identificar, evaluar y dar tratamiento a los trastornos del aprendizaje, mediante el uso de pruebas que miden las funciones cerebrales implicadas en el proceso de aprendizaje, así como de técnicas de estimulación, rehabilitación o reeducación que favorecen el desarrollo de las habilidades cognitivas y compensan las dificultades del niño.

La neuropsicología y los trastornos del aprendizaje en niños tienen una relación estrecha y complementaria, que puede mejorar la calidad de vida y el bienestar de los pequeños afectados y sus familias.

 

Bibliografía

Pérez-Jara, C & Ruiz, Y. (2022). Evaluación neuropsicológica en niños con trastornos del neurodesarrollo. Revista Médica Clínica Las Condes volumen (33), pp. 502 – 511.

Rhenals-Ramos, J.C. (2021). Contribuciones de la Neuropsicología a nivel educativo: un análisis teórico y reflexivo. Ciencia y Educación, volumen 5(3), pp. 117-127.

Ruiz, L. (2019) Trastornos del aprendizaje: tipos, síntomas, causas y tratamientos. Psicología y Mente. 

Trastornos del aprendizaje. (2017). Síntesis. Biblioteca digital dinámica para estudiantes y profesionales de la salud.

Revisado y aprobado por Raimon Gaja, psicólogo clínico, fundador y director de iRG.
Escrito por Yezair Silva

Artículos relacionados

El término ‘pareja’ se asocia con el número ‘dos’ o la palabra ‘par’. Sin embargo, la doctora Dora Hurtado Salazar, a través de una excelente(...)

¿Puede un estudiante aprender mucho y al mismo tiempo pasárselo bien? Definitivamente, sí. Puede pasárselo pipa durante las clases si el profesor es dinámico y(...)

En la actualidad se habla más que nunca de emociones y salud mental, y desde el instituto Raimon Gaja celebramos que así sea, que por(...)

Destaca Profesionalmente con iRG

Descubre nuestra Formación Especializada en Neuropsicología
Máster Universitario Oficial en Neuropsicología Clínica Basada en la Evidencia

5 fortalezas de iRG para tu desarrollo profesional

Máster Universitario Oficial en Neuropsicología Clínica Basada en la Evidencia