Campus Virtual

¿Qué es la disartria? Tratamiento de rehabilitación logopédico

Artículo de
Tiempo de lectura: 3  minutos

La disartria, un trastorno neuromuscular que afecta la coordinación y fuerza de los músculos utilizados para el habla, representa un desafío significativo en el ámbito de la logopedia. Los profesionales clínicos desempeñan un papel crucial en la evaluación y tratamiento de esta condición para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Este artículo se centrará en las causas de la disartria y explorará estrategias eficaces de rehabilitación implementadas por logopedas.

 

Causas de la disartria

La disartria puede tener diversas etiologías, siendo las más comunes las lesiones cerebrales, accidentes cerebrovasculares, enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), traumatismos craneales y trastornos neuromusculares. Cada causa puede afectar de manera única la musculatura implicada en la producción del habla, resultando en una variedad de síntomas que van desde la falta de claridad en la articulación hasta la debilidad muscular.

h

Evaluación y diagnóstico

La primera fase crucial en el abordaje de la disartria es una evaluación exhaustiva realizada por el logopeda. Esto implica examinar la fuerza muscular, la coordinación y el control motor, así como la comprensión del habla y la capacidad de expresión del paciente. Además, es esencial identificar las características específicas de la disartria, ya que pueden variar según la causa subyacente.

h

<terapeuta-del-habla-ayudando-a-una-anciana-a-mejorar-su-musculatura-de-la-boca>

 


La evaluación y diagnóstico preciso de la disartria son fundamentales para diseñar intervenciones logopédicas efectivas


 

La utilización de tests y baterías específicas permite a los profesionales clínicos obtener una comprensión detallada de las características y la gravedad de este trastorno neuromuscular. 

A continuación, se exploran algunas de las herramientas de evaluación más relevantes en el ámbito de la logopedia.

Escalas de evaluación funcional

  • Escalas de evaluación funcional de la disartria: instrumentos de valoración de la capacidad funcional del habla, centrándose en la inteligibilidad, la expresión oral y la comunicación en situaciones cotidianas.

 

Evaluación de la fonación y articulación

  • Perfil de habilidades motoras del habla: se centran en la evaluación de la fuerza y coordinación muscular oral, proporcionando información específica sobre los componentes motores y articulatorios afectados.

 

Evaluación del control respiratorio

  • Test de evaluación de la respiración: centrados en la capacidad respiratoria y en la coordinación de la respiración durante el habla, identificando posibles déficits en la función respiratoria asociados con la disartria.

 

Pruebas de inteligibilidad y comprensión del habla

  • Índice de inteligibilidad en contexto: que se encargan de evaluar la inteligibilidad del habla en contextos conversacionales, ayudando a determinar el impacto de la disartria en la comunicación diaria.

 

Evaluación de la deglución

  • Escalas de valoración de la deglución, dado que la disartria puede afectar la coordinación deglutoria, estas escalas evalúan la seguridad y eficiencia de la deglución, identificando posibles riesgos asociados.

 

Evaluación de la velocidad y coordinación articulatoria

  • Test de evaluación de la velocidad y coordinación articulatoria: se encargan de evaluar la rapidez y precisión de los movimientos articulatorios durante tareas específicas, proporcionando información sobre la coordinación motora fina.

 

Evaluación de la función cognitiva

  • Escalas de evaluación cognitiva: dada la relación entre la disartria y ciertos trastornos cognitivos, esta escala evalúa la función cognitiva para comprender mejor las necesidades del paciente.

 

Electromiografía de superficie (EMG) 

  • La EMG se erige como una valiosa herramienta en el diagnóstico diferencial de la disartria, ofreciendo beneficios significativos para los profesionales clínicos. 
  • Esta técnica permite una evaluación precisa de la actividad eléctrica de los músculos implicados en la fonación y la articulación durante el habla. Al proporcionar datos detallados sobre la función muscular, la EMG contribuye a distinguir entre las diversas causas de la disartria, facilitando así un enfoque terapéutico más específico. 
  • Además, su carácter no invasivo y su capacidad para registrar en tiempo real la actividad muscular hacen de la EMG una herramienta eficiente y valiosa en la identificación y tratamiento de este trastorno neuromuscular.

 

<logopeda-haciendo-rehabilitacion-del-habla-a-un-hombre-tras-tener-un-accidente>

h

Consideraciones en la evaluación

  • Historia clínica: La recolección de información sobre la historia médica del paciente, incluyendo eventos traumáticos enfermedades previas, es esencial para contextualizar la disartria.
    • Entrevista con el paciente y/o familiares: Obtener información sobre las preocupaciones del paciente, cambios en la comunicación y el impacto en la vida 8diaria.
  • Evaluación multidisciplinaria: Colaborar con otros profesionales de la salud, como neurólogos, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, para obtener una evaluación integral.

 


La evaluación continua es crucial para ajustar las intervenciones según las necesidades cambiantes del paciente y maximizar los resultados de la rehabilitación


 

La combinación de estas herramientas de evaluación proporciona una visión holística de la disartria, permitiendo a los logopedas diseñar planes de tratamiento personalizados y medir el progreso a lo largo del tiempo. 

 

Rehabilitación logopédica

Ejercicios de fortalecimiento muscular

  • Implementar ejercicios específicos para fortalecer los músculos involucrados en la articulación y fonación.
  • Utilizar resistencias graduales y técnicas de ejercicios específicos para mejorar la fuerza y resistencia muscular.

 

 Entrenamiento de coordinación y control motor

  • Desarrollar programas de entrenamiento que mejoren la coordinación y el control motor de los músculos orofaciales.
  • Incorporar actividades que trabajen la velocidad y la precisión del movimiento, adaptándose a las necesidades individuales del paciente.

 

Terapia de rehabilitación del habla

  • Enseñar estrategias para mejorar la articulación y la prosodia.
  • Trabajar en la modulación del tono y la intensidad vocal para aumentar la comprensibilidad del habla.

 

Tecnologías de asistencia

  • Introducir tecnologías de asistencia, como dispositivos de comunicación aumentativa y alternativa, para mejorar la comunicación del paciente en situaciones cotidianas siempre que las condiciones actuales a medio o largo plazo lo consideren.

 

Apoyo psicológico

  • Proporcionar apoyo emocional y psicológico, ya que la disartria puede tener un impacto significativo en la autoestima y la calidad de vida del paciente.

 

<diagrama-ejercicios-de-rehabilitacion-del-habla>

En conclusión, el logopeda desempeña un papel esencial en el tratamiento de la disartria, abordando no solo los aspectos físicos de la condición, sino también brindando apoyo emocional integral. La combinación de estrategias de rehabilitación personalizadas y el uso de tecnologías innovadoras contribuye a optimizar la función del habla y promover una comunicación efectiva en pacientes con disartria.

Escrito por Dr. Ismael Fuentes, Director de la Cátedra de Logopedia

Artículos relacionados

El Día Mundial del Párkinson, celebrado hoy 11 de abril, es una fecha crucial para concienciar sobre esta enfermedad neurodegenerativa que afecta a 10 millones de personas en(...)

De acuerdo con la OMS, la sexualidad es “un aspecto central del ser humano que está presente a lo largo de la vida. Abarca el(...)

Fermín Carrillo, director de Relaciones Internacionales del instituto Raimon Gaja, ha viajado durante el mes de marzo a México. Durante su gira, Carrillo ha estrechado(...)

5 fortalezas de iRG para tu desarrollo profesional